Gilda Sánchez

Casi inexistentes escenas de sexo entre mayores en películas


Comparte en tus redes sociales

Facebooktwitter

• Estamos ante uno de los últimos tabúes de la industria cinematográfica que no permite secuencias normales de sexo entre gente mayor de 60 años

Decrease Font Size Increase Font Size Tamaño del texto Imprimir esta página

cederMe parece que el hecho que los cineastas piensen  que a medida que envejecemos ya no tenemos deseos sexuales es muy triste. La mirada del cine sobre incluir escenas eróticas que involucren a mayores simplemente es casi  inexistente.

Cuando se trata de abordar los hábitos de personas de la tercera edad en sus cuartos, los cineastas prefieren cerrar la puerta. Filmar la sexualidad visible  de personas mayores ha sido evadido hasta ahora en las películas en casi todo el mundo.

Solamente Hollywood ha incluido escenas con fuerte connotación sexual en de personas mayores enmarcándolas  en contextos de humor.

En la cinta de 2003 “Alguien tiene que ceder” (Something’s Gotta Give) se incluye una escena de amor interpretada por Diane Keaton y Jack Nicholson, pero en un contexto humorístico donde el personaje de Nicholson, inclinado a relaciones con mujeres más jóvenes, tiene que usar Viagra.

En otro filme similar “Es complicado” (2009), interpretada por Meryl Streep y Alec Baldwin, la práctica sexual entre una pareja divorciada básicamente sólo se insinúa y también es reforzada en un contexto hilarante de comedia. No importó que ambos protagonistas apenas se encontraban en sus 50 y + años.

Esta negación de la industria a abordar algo que simplemente sucede comunica  el hecho que a pesar de que todos vamos a llegar a viejos algún día, el sexo sigue siendo atribuido principalmente a la gente y modelos jóvenes.sexo adultos

Marco Weijers, editor de cine en el periódico de Holanda De Telegraaf,  considera al respecto “a todos nos gusta creer que cuando lleguemos a viejo todavía podremos hacerlo, pero usualmente no queremos ver ese tipo de acción”.

Sólo recientemente la película “45 años” (2015), del director Andrew Haigh, cuyos protagonistas  Charlotte Rampling, de 69 años de edad, y Tom Courtenay, de 78,   ganaron el oso de plata en el Festival de Berlín, este tema ha sido incluído abiertamente.

Se trata de una pareja casada entra en crisis cuando inesperadamente les llegan noticias de una antigua novia del esposo. Tratando de olvidar el altercado, comienzan a tomar vino y a buscar temas de conversación que permitan bajar la tensión. Cuando ya deciden irse a dormir en camino a la habitación el marido sugiere hacer el amor, algo que no han hecho en mucho tiempo. Y lo hacen.

High, el director de la película señala que la visión retorcida que se tiene sobre este tema nos viene de cuando éramos jóvenes, etapa en la que nuestra relación con personas mayores se concentra usualmente en nuestros abuelos.

“Ellos casi nunca hablan de sexo, por lo que a nosotros nos parecería incomprensible que tuviesen la necesidad de hacerlo o el deseo“, considera High.

 

Facebooktwitter

¿Tú que opinas? ¡Nos interesa mucho saberlo!