Staff Mayor Mejor

El confucianismo está ayudando a China con el envejecimiento de la población


Comparte en tus redes sociales

Facebooktwitter

El valor confuciano de “piedad filial”, o el respecto a los padres, es una parte importante de la cultura china.

Decrease Font Size Increase Font Size Tamaño del texto Imprimir esta página

 

  • El valor confuciano de “piedad filial”, o el respeto a los padres, es una parte importante de la cultura china…

 

 

Las noticias donde se hablaba de cómo un salón de belleza en Guangzhou grava del 5 al 10 por ciento  del sueldo de sus empleados e ingresa el dinero en las cuentas bancarias de sus padres ha levantado mucha discusión en China. La empresa también promueve el valor confuciano de “piedad filial”, o el respecto a los padres, entre sus trabajadores.

La política de la empresa es un ejemplo de la mezcla de dos fenómenos actuales en China: la presiones a causa del envejecimiento de la población y un renovado interés por el confucianismo. Tras ser denunciado durante el dictado de Mao, las ideas del antiguo filósofo chino Confucio, nacido aproximadamente en el 551 a.D., están gozando de una creciente popularidad tanto a nivel social como a nivel político.

La juventud china se enfrenta no solo a la presión de encontrar trabajo, sino también a tener un hogar y formar una familia. Cuando los jóvenes chinos crezcan, la importancia de ayudar a sus padres cuando estos sean viejos también les ha sido inculcada. Ejemplo de ello es un debate en la red sobre el “impuesto” del salón de belleza: muchos creen que es una responsabilidad moral de los hijos ser fieles a sus padres.

Mientras que muchos apoyan las motivaciones de la empresa, hay quien no está de acuerdo hasta qué punto una empresa privada debería entrometerse. Otros opinan que la verdadera fidelidad se basa en la sinceridad y va más allá del dinero.

Este concepto de fidelidad es un ejemplo de una interpretación ascendente y popular de las virtudes confucianas por la población actual china. Pero al igual que existe un desacuerdo sobre el impuesto de la empresa en la red, la vuelta de Confucio a la aceptación política no ha sido un debate.

Facebooktwitter

¿Tú que opinas? ¡Nos interesa mucho saberlo!