Staff Mayor Mejor

“Vapor”, novela de Lea Tobery


Comparte en tus redes sociales

Facebooktwitter

Helena es una joven de 19 años quien padece de TEPT, trastorno de estrés postraumático, producto de un accidente aéreo, del cual ella es la única sobreviviente, gracias a un pacto que hace con Damon, quien le ofrece la vida a cambio de su capacidad para amar, el cual realmente es una alucinación

Decrease Font Size Increase Font Size Tamaño del texto Imprimir esta página

(Reseña de Joshua García Flores, editorial Porrúa)

Helena es una joven de 19 años quien padece de TEPT, trastorno de estrés postraumático, producto de un accidente aéreo, del cual ella es la única sobreviviente, gracias a un pacto que hace con Damon, quien le ofrece la vida a cambio de su capacidad para amar, el cual realmente es una alucinación producto de su trauma y complejo de culpa que siente al verse egoísta e impotente al no poder salvar a sus padres quienes viajaban con ella en el avión.
Vapor como se llama este libro, es la palabra clave que usa nuestra protagonista para expresarnos su sentimientos. Una manera de explicarnos como en ocasiones uno mismo puede llegar a sentirse vapor: distantes, ajenos a una situación o incluso una forma de escapar de nuestros problemas. Y no solo utiliza esta palabra para expresarnos su pesar, si no también utiliza todo el ciclo del agua para explicarnos como se siente de ánimos.
Sólido: Es cuando Helena se encuentra fuerte, inquebrantable y con los ánimos al tope.
Líquido: Nos indica el cómo, poco a poco se va diluyendo su confianza en lo que creía o en quienes creía y, por último, vapor, el cual previamente mencioné.
Así es como Helena nos demuestra su sentir en todos y cada una de sus vivencias en esta historia y del como una sola palabra, acto y/o pensamiento puede, cambiar tu estado de ánimo de un momento a otro, así como lo hace el agua (de sólido a líquido y de líquido a vapor).

portada-libro-vapor

Facebooktwitter

¿Tú que opinas? ¡Nos interesa mucho saberlo!