Gilda Sánchez

Antibióticos naturales: una medicina en nuestra despensa


Comparte en tus redes sociales

Facebooktwitter

Las plantas, las frutas y las hortalizas producen gran cantidad de sustancias que funcionan como antibióticos naturales y por lo tanto combaten en nuestro cuerpo virus y bacterias.

Decrease Font Size Increase Font Size Tamaño del texto Imprimir esta página

“En la cultura de la alimentación debemos recordar las bondades que la vida nos ofrece, además de una gran diversidad de sabores y olores, la naturaleza nos brinda una serie de antibióticos naturales muy eficaces, la palabra antibiótico viene del griego αντί – anti, “en contra” + βιοτικός – biotikos, “dado a la vida” *contra la vida*; compuesto químico que sirve para eliminar o impedir el crecimiento de organismos infecciosos que enferman el cuerpo.

En el mundo de la medicina los antibióticos revolucionaron y cambiaron enfermedades que se consideraban Fresh honeymortales ahora ya eran curables gracias a estos.  Sus primeros usos fueron aproximadamente en 1939,  sin embargo a pesar que los antibióticos de farmacias han salvado muchas vidas también es cierto que producen terribles alergias y el abuso de su uso está provocando en la población resistencia a sus efectos forzando a utilizar antibióticos cada vez MÁS fuertes que tienen efectos adversos también MÁS fuertes en nuestro cuerpo.

Las plantas, las frutas y las hortalizas producen gran cantidad de sustancias que funcionan como antibióticos naturales y por lo tanto combaten en nuestro cuerpo virus y bacterias. La ventaja de los antibióticos naturales es que no producen alergia, su acción en el cuerpo no es agresiva, no nos producen malestar, ni estimulan artificialmente al organismo, por el contrario ayudan a equilibrarse, respetando los tiempos de curación necesarios. Asimismo, no tienen efectos secundarios y aún sin enfermedad ayudan a reforzar el sistema de defensas del cuerpo.

Un punto muy importante es que son más accesibles y los encontramos en el mercado, en el súper y en la mayoría de nuestros hogares.Lemon, C. limon

Es por todo esto que los antibióticos naturales son quizá la mejor opción, hay muchos alimentos que por la combinación de sus propiedades refuerzan el sistema inmune e incluso atacan enfermedades específicas.  Por lo que debemos fomentar el uso de estos alimentos y sobre todo cuando estamos enfermos.

Entre los alimentos considerados como antibióticos naturales está la miel, el ajo, la equinácea, la cebolla, el aloe, el propóleo, el romero, el comino, la uva, la ruda, el limón, la soya, el jengibre, el chile, el orégano etc.

Facebooktwitter

¿Tú que opinas? ¡Nos interesa mucho saberlo!