Gilda Sánchez

Oliver Sacks, su muerte una pérdida y un ejemplo de vida


Comparte en tus redes sociales

Facebooktwitter

• La aportación de este médico neurólogo y escritor de libros no fue precisamente en el avance de la ciencia, sino en dar a conocer y explicar en forma espléndida y comprensible los principios que sustentan el conocimiento científico.

Decrease Font Size Increase Font Size Tamaño del texto Imprimir esta página

SMALL_Sacks_orange_Seibert_400x400Su partida nos hará extrañar sus amenas disquisiciones sobre temas que parecían complicados antes de que él los abordara. En sus libros, Sacks explicaba a los lectores síndromes de enfermedades complejas como la Tourette o Asperger pero también las ponía como base para hacernos pensar sobre la espiritualidad humana. Fue el divulgador científico por excelencia de las últimas tres décadas.

Extraordinario narrador que lograba hacer creer a sus lectores que hablaba de neurología, cuando, en realidad, se refería a la música, la matemática, y a otras artes y ciencias incluso a la espiritualidad y la conciencia. Llamado el poeta de la medicina y admirado por muchas personalidades del mundo académico y literario.

Oliver Sacks, fallecido recientemente a los 82 años de edad, después de una batalla contra el cáncer, fue el autor delibro “Despertares” (Awakenings), llevada al cine y protagonizada por Robin Williams y Robert de Niro, donde nos lleva a reflexionar sobre el espíritu y la condición humanas.

Otro de su famosos libros, “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero” es uno de los relatos que lo llevó a la fama por presentar de forma explicativa y frecuentemente humorística enfermedades neurológicas.

Sin embargo, no sólo es su apogeo productivo, Sacks nos hizo pensar y aprender. Con la aproximación de su muerte nos hizo recapacitar sobre el significado de estar vivos al legarnos sencillas pero significativas reflexiones respecto a lo realmente es importante en nuestras vidas. Presentamos algunas de éstas que recogieron diversos medios de comunicación.

“En los últimos días he podido ver mi vida igual que si la observara desde una gran altura, como una especie de paisaje, y con una percepción cada vez más profunda de la relación entre todas sus partes. Ahora bien, ello no significa que la dé por terminada”, expresó el autor, quien describió su vida como un “privilegio” y “una aventura”, antes de concluir que no podía “fingir que no tengo miedo, pero el sentimiento que predomina en mí es la gratitud”.

“Debo vivir los meses que me quedan de la manera más rica, intensa y productiva que pueda. Me siento centrado y clarividente. No tengo tiempo para nada que sea superfluo. Debo dar prioridad a mi trabajo, a mis amigos y a mí mismo. Voy a dejar de ver el informativo de televisión todas las noches. Voy a dejar de prestar atención a la política y los debates sobre el calentamiento global. No es indiferencia sino distanciamiento”

Su último libro fue una autobiografía titulada On the Move – A Life, publicada este año.

Facebooktwitter

¿Tú que opinas? ¡Nos interesa mucho saberlo!